¿Qué son los Anillos Vasculares?

Los Anillos Vasculares son alteraciones en el recorrido de las grandes arterias (aorta y pulmonar) que comprimen estructuras vecinas como la tráquea y el esófago.

Existen varias alteraciones que provocan esta anomalía siendo las más frecuentes el doble arco aórtico, el sling pulmonar o el arco aórtico derecho con subclavia izquierda aberrante.

 

¿Cuáles son los síntomas de los Anillos Vasculares?

El diagnóstico de esta cardiopatía congénita suele ser complejo ya que su hijo puede estar totalmente asintomático en los casos menos severos.

En la mayoría de casos no severos, los niños con presencia de un Anillo Vascular presentan bronquitis y resfriados muy frecuentes que no se curan rápidamente. En otras ocasiones, presentan sensación de ahogo al realizar deporte con mayor rapidez que sus compañeros.

En los casos más severos, los síntomas de los Anillos Vasculares aparecen en el primer año de vida con mucha dificultad para respirar con quejido audible, sobretodo con el llanto. Otros niños presentan síntomas digestivos, como dificultad al tragar o disfagia.

¿Reconoce alguno de estos síntomas?

Si su hijo presenta alguno de los síntomas, es posible que esté afectado por este tipo de cardiopatía congénita. Contacte con nuestro equipo de profesionales para que descarten la presencia de un Anillo Vascular. Lo importante en estos casos es sospechar y pensar en esta enfermedad como causante de sus problemas médicos.

 

¿Cómo se diagnostica la presencia de un Anillo Vascular?

El diagnóstico se puede realiza mediante ecocardiografía, pero la prueba que mayor información nos aporta de las relaciones anatómicas de las estructuras del mediastino es el TAC torácico con contraste.

El TAC nos ofrece con total exactitud la distribución de los vasos sanguíneos y su relación con otras estructuras como la tráquea y el esófago. De esta forma, podemos detectar la presencia de un anillo vascular esofágico, un anillo vascular traqueal, o un anillo vascular de doble arco aórtico, entre otros.

 

Tratamiento de los Anillos Vasculares

El tratamiento para curar esta cardiopatía congénita es quirúrgico y se realiza sin circulación extracorpórea, excepto en el sling pulmonar.

El protocolo en nuestro centro es la realización de una fibrobroncoscopia para la valoración de la tráquea y bronquios durante el acto quirúrgico y observar los cambios tras la reparación.

En los casos complejos, la intervención se realiza mediante una toracotomía para liberar las estructuras comprimidas mediante la reposición o división de los vasos causantes de la compresión.

En los casos menos complejos, se puede realizar mediante toracoscopia. 

 

Evolución de la cardiopatía congénita

Tras la cirugía de Anillos Vasculares, su hijo podrá llevar una vida totalmente normal ya que se trata de un cirugía totalmente curativa.

 

Leave a reply