¿Qué es la Comunicación Interauricular?

La Comunicación Interauricular (CIA) es una cardiopatía congénita caracterizada por un defecto en el tabique interauricular, el que separa las dos aurículas. Debido a este defecto, hay una sobrecarga de volumen en el lado derecho del corazón.

 

¿Es la CIA una cardiopatía congénita frecuente? 

La Comunicación Interauricular en bebés es una de las malformaciones cardíacas más comunes y representa entorno al 6-10% de todas las cardiopatías congénitas. La CIA es más frecuente en mujeres que en hombres con una relación de 2 a 1.
 

¿Cuáles son los tipos de Comunicación Interauricular?

De acuerdo a la posición del defecto en el tabique interauricular, se clasifican distintos tipos de CIA:

  • Ostium Secundum
  • Seno Venoso
  • Ostium Primum

La Comunicación Interauricular tipo Ostium Primum se considera una patología distinta por las lesiones asociadas.

 

¿Cuáles son los síntomas de la CIA?

En la gran mayoría de casos de Comunicación Interauricular en niños, estos se encuentran asintomáticos aunque el corazón derecho trabaje con un volumen mucho mayor de sangre.

 

¿Cómo se diagnostica este tipo de cardiopatía congénita?

El diagnóstico habitual de la CIA se realiza tras detectarse un soplo cardíaco en la auscultación habitual, tras lo cual se debe de realizar un ecocardiograma para identificar el defecto y las opciones terapéuticas.

 

Tratamiento de la Comunicación Interauricular

En los casos de CIA que se trate de defectos muy pequeños, a través de los cuales no exista un paso importante de sangre, se puede prescindir de intervención quirúrgica.

En los casos de CIA que el paso de sangre es significativo debe valorarse las características de la cardiopatía para decidir si hacer un cierre de la Comunicación Interauricular por cateterismo o por cirugía:

Cierre por caterismo

Se realiza cuando la posición del defecto permite la colocación de un dispositivo que cierra el defecto impidiendo el paso de sangre de una cámara a otra del corazón.

Cierre por cirugía

Se realiza cuando el defecto es muy grande o tiene una forma que impida un anclaje del dispositivo percutáneo. La cirugía consiste en colocar un parche con un tejido sintético o del paciente en el defecto del tabique interauricular.

 

Evolución de la cardiopatía congénita 

Los niños a los que se les realiza un cierre de la Comunicación Interauricular tienen una expectativa de vida igual a la población normal, con una calidad de vida similar. La cirugía es totalmente curativa, y en nuestro centro el índice de supervivencia es superior al 99,7%.

Los pacientes adultos con una Comunicación Interauricular sin operar experimentan una disminución en su expectativa de vida a partir de la cuarta década de vida.

 

Leave a reply