Podemos clasificar las cardiopatías congénitas en distintas categorías en función de varios parámetros como son:

  • La cantidad de oxígeno en sangre.
  • La cantidad de sangre que va hacia los pulmones.

Otras clasificaciones menos frecuentes tienen otros aspectos en cuenta como la presencia de paso de poca sangre al cuerpo como la Estenosis Aórtica, la Coartación de Aorta y el Síndrome del Corazón Izquierdo Hipoplásico, o como la presencia de uno o dos ventrículos siendo la Atresia Tricuspídea el tipo más frecuente de Corazón Univentricular. 

 

Clasificación de cardiopatías congénitas por oxígeno en sangre

Si las clasificamos en función de la cantidad de oxígeno en sangre, las diferenciamos en cianosantes (falta de oxígeno en sangre) o no cianosantes (oxígeno correcto en sangre):

Cardiopatías congénitas cianosantes

Habitualmente se trata de cardiopatías donde existe poco paso de sangre hacía los pulmones o que presentan un paso o mezcla de sangre con poco oxígeno a nivel del corazón fluyendo directamente esta sangre hacia las arterias que irrigan el cuerpo, principalmente la aorta.

Las más frecuentes son:

Los síntomas dependerán de cada cardiopatía ya que cada uno presenta unos mecanismos diferentes, por ejemplo, en la Tetralogía de Fallot lo más frecuente son las crisis de hipoxia (falta de oxígeno) donde el niño tendrá una saturación baja con cansancio.

En los casos de Transposición de las Grandes Arterias donde la mezcla de sangre inadecuada hará que el bebé necesite de medicamentos desde el nacimiento hasta la cirugía.

Cardiopatías congénitas no cianosantes

Se trata de cardiopatías donde existe un correcto paso de sangre a los pulmones sin la presencia de mezcla de sangre no oxigenada a nivel del corazón.

Las más frecuentes son:

Los síntomas más frecuentes de estos niños son secundarios a un exceso de sangre hacia los pulmones, que le repercutirá a la hora de comer o en su actividad de la vida diaria con cansancio fácil y dificultad en ganar peso.

 

Clasificación de cardiopatías congénitas por flujo pulmonar

Si las clasificamos en función de la sangre que va hacia los pulmones, se dividen en: 

Cardiopatías que hacen que pase demasiada sangre a través de los pulmones (hiperaflujo pulmonar)

Estos defectos permiten que la sangre rica en oxígeno que debería pasar al cuerpo recircule a través de los pulmones, lo cual provoca un aumento de presión y esfuerzo en los pulmones y en el corazón. Estas cardiopatías habitualmente son no cianóticas, es decir, la cantidad de oxígeno en sangre es normal.

Las más típicas son:

Cardiopatías que hacen que pase muy poca sangre a través de los pulmones (hipoaflujo pulmonar)

Estos defectos hacen que la sangre no llegue a los pulmones para oxigenarse haciendo que (y, por lo tanto, es pobre en oxígeno) pase directamente al cuerpo. El cuerpo no recibe suficiente oxígeno con estos problemas cardíacos y el bebé puede estar azulado/cianótico (falta de oxígeno).

Las más comunes son:

 

Leave a reply